Programa más reciente

octubre 12, 2021

Generación C

by Inkoo

E-commerce – la paradoja de un sector con alto margen de crecimiento que contrasta con un limitado acceso a capital de crecimiento-

Cualquier momento puede ser propicio para iniciar un negocio si éste resuelve un problema o satisface una necesidad, y nadie mejor que los emprendedores para confirmarlo. En 2020, la pandemia puso a prueba a miles de empresas. A través de perseverancia y resiliencia, un buen número de ellas supieron iniciar o transitar hacia nuevos modelos de negocio que se ajustaron a las necesidades de los consumidores, hecho que les permitió no solo mantenerse a flote, sino superar sus propias expectativas y avanzar con paso firme en su camino hacia la consolidación.

No obstante, el escenario complicado que hemos atravesado en el último año y medio, el e-commerce ha presentado un crecimiento por demás alentador. Cifras de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), indican que el e-commerce en México creció en un 81% durante 2020, un dato relevante sin duda. Incluso, el mismo organismo señala que 2 de cada 10 empresas tuvieron una expansión de más de 300%.

Si bien el panorama es alentador, la realidad es que el camino hacia la consolidación de una iniciativa de e-commerce está lleno de obstáculos. Desde antes de la pandemia, la falta de financiamiento se erigió como una de las principales causas por las cuales este tipo de iniciativas no pudo llegar a buen puerto, ya sea porque se vieron obligadas a reducir sus expectativas de crecimiento o peor aún, desaparecer.

El fenómeno de la falta de acceso a capital de crecimiento es visto desde dos perspectivas por parte de los emprendedores, por un lado, se percibe un limitado acceso a líneas de crédito, así como un bajo nivel de confianza en instituciones financieras tradicionales -como es el caso de los bancos-, en parte debido a esquemas de financiamiento “atados” a  intereses demasiado elevados.

A lo anterior, se suman una serie de condiciones como pueden ser contar con un aval, la comprobación de ingresos o un buen historial crediticio, a las cuales, en estricto sentido, las iniciativas de e-commerce no necesariamente pueden cumplir, principalmente por el incipiente nivel de maduración en el que se encuentran.   

El estudio realizado por la Asociación de Emprendedores de México (ASEM), Radiografía del emprendimiento en México 2020, nos muestra que los principales motivos por los que los emprendimientos fracasan son la falta de conocimiento del mercado (34%), falta de capital de trabajo (23%) y por problemas para conseguir financiamiento (22%).

A su vez, el 90% de los emprendedores inician su negocio con dinero propio y solo del 1 al 2% lo hace con fondos de inversión o créditos fintech. Para cumplir el sueño de fundar una empresa propia se puede hacer uso de los ahorros, vender el auto, hipotecar la casa (si es que se tiene una) o pedir prestado a familiares para evitar los intereses bancarios, pero todos estos esfuerzos no garantizan mantener un flujo de capital que permita seguir operando el negocio.

Por ello, 57% de los emprendedores opina que el principal obstáculo para emprender son las alternativas de acceso a capity 31% considera una prioridad incentivar la inversión en emprendimiento de alto impacto.

A pesar de las dificultades que conllevó el 2020, fue un buen año para lanzar un negocio digital: 36% de los emprendedores incursionaron en el e-commerce, mientras que el 53% observó que sus ventas en línea aumentaron debido al confinamiento.

Es así, a partir de esta paradoja y la pasión por emprender, como nace Fairplay, como una solución de acceso a capital de crecimiento para e-commerce. Conscientes de la necesidad de impulsar y ayudar a las iniciativas de e-commerce a hacer frente a los retos ya mencionados, Fairplay invertirá en los próximos 18 meses alrededor de 1,200 millones de pesos en las campañas de marketing digital, inventarios y logística, encaminados a potenciar elementos clave dentro del plan de negocios de una empresa de e-commerce. 

Con Fairplay puedes obtener una oferta de capital de crecimiento en 48 horas y acceder al mismo en menos de dos semanas, con una comisión fija, 0% interés y sin dilusión  para que los emprendedores se enfoquen en sus ventas y la operación de su negocio.

Fairplay ofrece una combinación de financiamiento con inteligencia de datos a través de “Fairplay Insights”, plataforma completamente gratuita que consolida las principales fuentes de información de un e-commerce en un solo lugar, para las empresas puedan entender sus métricas más relevantes y actuar sobre ellas con el objetivo final de crecer sus ventas de una manera sana e inteligente.

Cabe destacar que las empresas que comprenden sus datos tienen 23 veces más probabilidades de adquirir un nuevo cliente en comparación con sus competidores, así como un 10% más de rentabilidad.

Es así, como en el marco de un entorno cambiante, volátil y complejo, la necesidad por contar con un “socio” de negocio que revolucione la manera de invertir de los emprendedores mexicanos a través de soluciones flexibles, simples, rápidas, justas e inteligentes para la nueva economía digital se vuelve crítico, y es ahí donde Fairplay se vislumbra como el partner idóneo para conseguirlo.