Programa más reciente

octubre 25, 2021

Generación C

by Inkoo

Seguridad con videocámaras, el aliado perfecto para vigilar lo que más quieres

Por: Rebeca García, Gerente General de Imou México

Cuidar a los hijos y/o mascotas, a la par de visitas al súper o juntas de negocio, suelen ser tareas que muchas veces conviven de manera simultánea y en las que nos tenemos que dividir en mil partes para poder llevarlas a cabo.

De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo (ENUT), las mujeres mexicanas destinan casi 78 horas al trabajo: la mitad en sus empleos y la otra mitad en trabajo doméstico. Este escenario no siempre permite tener tantas actividades personales o recreativas como quisiéramos, y comienza a mermar en la calidad de vida que merecemos.

Para ayudar a compensar estas tareas, actualmente se ha diversificado cada vez más las herramientas de seguridad que te permitan estar al tanto de tus seres queridos, aún de manera remota. Estas soluciones son, por ejemplo, cámaras de videovigilancia de un tamaño muy compacto que no distorsionan la armonía decorativa del hogar, muy fáciles de instalar, pero que además pueden ser monitoreadas y transmitir voz y video directamente a tu celular.

De esta manera puedes estar al pendiente del cuidado de los niños o mascotas, aún sin estar en lugar, monitoreando remotamente y alerta ante cualquier eventualidad. Obviamente esto representa un compromiso y desde luego ciertos detalles a considerar, como la edad del niño o mascota, la distancia al lugar de origen, el tiempo de demora, o si algún otro adulto se encontrará en casa.

Según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud), el 80% de los accidentes se producen dentro del hogar. Las consecuencias de estas situaciones pueden ser mínimas, pero también pueden ser irremediables, por lo que siempre es recomendable prevenir. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) destaca que quemaduras, caídas e intoxicación, las principales lesiones que sufren los menores en el hogar. Mientras que en el caso de las mascotas los riesgos de asfixia, accidentes o fugas de casa son una consecuencia recurrente.

Por su puesto estos accesorios nunca van a sustituir el cuidado de un adulto, o el cariño y atención que le pueden dar los abuelos o algún familiar cercano, sin embargo, son un aliado ideal, porque en protección y cuidado de los nuestros, nunca nada es suficiente.